Todos llevamos en el inconsciente una herida con mamá.
Cubrir esa herida para sostener el sufrimiento de mamá, se convierte en la prioridad en nuestras vidas.

Es tan profunda esa herida en nuestra estructura identitaria, que olvidamos nuestro sueño de alma.

Es un mecanismo de supervivencia anclado en el inconsciente colectivo, lo que te arrastrará en su inercia y llegará a hacerte olvidar el propósito con el que viniste, hasta llegar a apagar la alegría natural del corazón para vivir una vida basada en el control y en el miedo.

Este taller es muy potente y es para todos y todas, valientes, que están dispuestos a atravesar esa herida para recuperar el amor a sí mismos.

Aquí vas a atravesar el dolor de la herida para acceder a tu corazón.

Sí, atravesar la herida duele, sobre todo hacerte consciente del engaño del mental que has mantenido toda tu vida, pero una vez cruzada, sentirás la libertad de poder acceder al propósito del alma.

El verdadero sufrimiento es mantenerte en el inconsciente del ego.
Aquí encontrarás herramientas para acceder al camino del corazón.
Allí donde se encuentra tu verdad. 
La verdad de tu alma.

Sanar la herida con mamá es la primera herida a atravesar en el camino de retorno a la esencia.

Te mereces este regalo

INSCRIPCIÓN

¡Gracias por inscribirte al curso! En breve recibiras un correo de confirmación.